[ impresora ]

7 cosas que su impresora debe ofrecer para conseguir un etiquetado que cumpla con el reglamento MDR

El nuevo Reglamento de Productos Sanitarios de la Unión Europea (MDR) ha sido diseñado para garantizar la eficacia y seguridad de todos los dispositivos médicos comercializados en la UE. Aumentar la trazabilidad es un componente clave para ello. Por primera vez, todos los productos sanitarios a la venta en los Estados miembros de la UE deben llevar un código de identificación única del producto (UDI, por sus siglas en inglés). Pero no todas las soluciones de codificación están a la altura.

 

Mientras que los productos clasificados como de mayor riesgo tienen un periodo de transición más largo, el MDR será obligatorio por ley para todos los productos clasificados como de menor riesgo, como vendas y mascarillas quirúrgicas, a partir del 21 de mayo de 2021. La presión recae sobre los fabricantes que tienen que disponer de una tecnología capaz de proporcionar una codificación UDI que cumpla con estos nuevos y estrictos estándares. Si no lo hace, se arriesga a no poder vender sus productos en la UE.

Entonces, ¿cuál es la solución para conseguir una codificación compatible? Para estar a la altura de las circunstancias, su impresora debe tener en cuenta siete puntos clave.

1. Codificación permanente

De acuerdo con el MDR, todos los productos deben mostrar una UDI claramente legible para permitir la trazabilidad como calificación para la venta en la UE. Por eso es crucial que estos códigos de barras de datos dinámicos sigan siendo claramente legibles sean cuales sean las condiciones de transporte y almacenamiento del producto. Gracias a la experiencia en tintas de edding, sus impresoras ofrecen una codificación permanente y de alta resolución, logrando una perfecta legibilidad de Datamatrix 2D incluso después de las exigentes pruebas de lavado.

2. Impresión inteligente

Para una óptima trazabilidad, el MDR pide que los códigos serializados se impriman tanto en texto plano como en código legible por máquina, siempre que sea posible. Eso no es un problema para las impresoras compactas de edding. Pueden superar las limitaciones de espacio en las etiquetas de los productos con una impresión precisa y una gama de tamaños de impresión. También disponen de la tecnología necesaria para combinar texto plano y códigos de barras 2D en la misma impresión.

3. Cambios de información rápidos y fáciles

El reglamento establece que la UDI debe actualizarse siempre que se produzcan alteraciones en el producto. Las impresoras compactas de edding pueden gestionar estos cambios de serialización de forma rápida y sencilla. Puede actualizar la información de impresión fácilmente a través de la pantalla táctil integrada, un navegador web o incluso un smartphone. O bien, las impresoras compactas de edding se integran perfectamente en su red, por lo que los cambios pueden actualizarse automáticamente desde sus sistemas informáticos.

4. Codificación automatizada para todos los tamaños de lote

Normalmente, muchos fabricantes de dispositivos médicos compran las etiquetas a un proveedor externo que las aplica mediante procesos manuales o semiautomáticos. Pero cuanto mayor sea la interacción humana con el proceso de codificación, mayor será el riesgo de incumplimiento. Un proceso totalmente automatizado minimiza la posibilidad de que el operario cometa errores. Con las impresoras compactas de edding, la automatización ya no es solo para las grandes empresas. Gracias a sus bajos costes de adquisición y funcionamiento y a su tecnología TIJ fácil de usar, la edding compact in-line 12 y la portable 12 también son ideales para lotes de tamaño pequeño y mediano.

5. Eficiencia operativa

La creciente competencia y la presión sobre la subida de precios (impulsada por la continua reducción de los presupuestos sanitarios de los gobiernos) obligan a los fabricantes a aumentar la eficiencia operativa y a reducir los costes de producción. Las impresoras compactas de edding pueden ayudar. Gracias a su limpia tecnología TIJ, no necesitan servicio ni mantenimiento, lo que reduce los costes de funcionamiento y maximiza el tiempo de producción.

6. A prueba de futuro

Invierta en una solución de codificación que pueda seguir el ritmo de la continua evolución del entorno normativo de los productos sanitarios. Por ejemplo, países como Australia ya han declarado que tienen previsto adaptar su reglamento sobre productos sanitarios al de la UE. Por ello, los fabricantes deben preparar sus líneas de producción para el futuro con maquinaria capaz de satisfacer estos requisitos en constante cambio. Gracias a la arquitectura de sistema más avanzada del mercado, las impresoras compactas de edding pueden manejar cualquier cambio que se produzca, interactuando sin problemas con todos los sistemas comunes de red, de control de fabricación y ERP.

7. Sin estrés

Por último, la solución de codificación que compre debe ofrecer la máxima facilidad de uso. Para todos los fabricantes de productos sanitarios, la preparación para el MDR ha sido un proceso complejo y extenso. Su impresora no debería aumentar esa complejidad. Fabricadas en torno a la tecnología TIJ inteligente, las impresoras compactas de edding ofrecen una facilidad de uso sin precedentes. Gracias a la intuitiva interfaz de usuario y al menú de navegación, cualquiera puede instalar y empezar a utilizar la impresora en pocos minutos. No se requiere asistencia técnica ni formación.

Póngase en contacto con nosotros para saber más sobre cómo las impresoras compactas de edding pueden satisfacer sus necesidades.